El ambiente preparado en la metodología Montessori

El ambiente preparado es uno de los ejes sobre los que se sostiene la metodología Montessori que trabajamos en la Escuela Infantil Greenleaves Montessori American School.

En conjunto los ejes sobre los que se sostiene la metodología Montessori son la mente absorbente de los niños, los periodos sensibles, la autonomía de los niños, el ambiente preparado y el papel del adulto guía.

En Greenleaves Montessori el ambiente preparado se ha organizado cuidadosamente para el niño, diseñado para fomentar un mejor aprendizaje y crecimiento. En él se desarrollan los aspectos sociales, emocionales e intelectuales y responden a las necesidades de orden y seguridad.

El diseño de estos ambientes se basa en los principios de belleza y orden. Son espacios luminosos y cálidos, que incluyen lenguaje, plantas, arte, música y libros.

El material didáctico específico de vida práctica, vida sensorial, lenguaje y matemáticas constituye un elemento esencial del ambiente preparado.

En el hogar la llegada de un bebé implica varios cambios en la vida familiar.

Lo primero que hemos de hacer es preparar el espacio para este nuevo ser.

Hay que tener en cuenta las características de su primer ambiente para crear un ambiente adecuado. Tenemos que tomar en cuenta las necesidades básicas del niño.

En las primeras semanas es muy importante cuidar el sueño, y en consecuencia el área de descanso. Recomendamos preparar la habitación para la llegada del bebé con una canastilla amplia, pero no muy grande, no muy profunda, con límites pero en donde pueda moverse y observar con seguridad su alrededor.

El ambiente preparado en la metodología Montessori

Para niños de 3 meses en adelante prepararemos una cama baja o un colchón individual que se pone sobre el piso o sobre una base de madera. La altura máxima del piso a la superficie será una cama de unos 12 centímetros.

El ambiente preparado en la metodología Montessori

Esta cama le permite encontrar sus propios límites en el espacio y que pueda bajar y subir cuando está desarrollando la autonomía, le asegura el movimiento y tendrá una visión más amplia de lo que sucede.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta