NEUROCIENCIA Y MONTESSORI

¿CÓMO TRABAJAMOS LA PEDAGOGÍA MONTESSORI?

¿CÓMO TRABAJAMOS LA PEDAGOGÍA MONTESSORI EN GREENLEAVES?

Children’s house and Elementary

La pedagogía Montessori

Para poder realizar un acompañamiento apropiado, en GreenLeaves tenemos muy presente las aportaciones pedagógicas realizadas por María Montessori.

En este sentido, para poder desarrollar nuestro quehacer educativo nos basamos en uno de los planteamientos más interesantes de su filosofía: Los cuatro planos del desarrollo.

Según este planteamiento, cada niño es capaz de pasar del nacimiento hasta la vida adulta gracias a cuatro periodos distintos, cada uno de los cuales diferente del anterior, pero todos formando parte de un proceso indivisible.

Estos períodos son la base para entender las necesidades del niño en cada momento, y cómo ofrecer herramientas para que desarrolle sus potencialidades en lugar de reprimirlas.

cómo trabajamos la pedagogía montessori

Tabla resumen de los 4 planos del desarrollo

INFANCIANIÑEZADOLESCENCIAMADUREZ
0-3 años
Mente absorbente inconsciente
3-6 años
Mente absorbente consciente
6-12 años
Mente razonadora
12-18 años
Mente humanística
18-24 años
Mente especialista
“Ayúdame a hacerlo yo solo”“Ayúdame a pensar por mí mismo”“Ayúdame a pensar contigo”“¿En qué puedo ayudarte?”
Independencia física y biológicaIndependencia intelectualIndependencia socialIndependencia moral y emocional
Explorar el medio a través de los sentidos ¿qué?Explorar ideas e información ¿por qué? ¿cómo?Transición de la vida familiar a la vida en sociedadAutoconocimiento y autorregulación
Grandes cambios físicos y psicológicosCrecimiento estableGrandes cambios físicos y psicológicosFinal de crecimiento estable

En Greenleaves acompañamos a niños y niñas de 18 meses a 12 años, por ese motivo, nuestros planos de actuación serian el primero, referente a la infancia (0-6) y el segundo, referente a la niñez (6-12).

Para poder abordar este tema, es necesario entender que durante estas etapas del desarrollo encontramos tres conceptos que actúan como pilares imprescindibles y fundamentales para conseguir un óptimo desarrollo en el niño.

Estos tres pilares están interconectados entre sí y se necesitan el uno del otro:

  • La mente del niño
  • El ambiente preparado
  • El adulto conectado
cómo trabajamos la pedagogía montessori - La mente del niño
cómo trabajamos la pedagogía montessori - la mente del niño

La mente del niño

El primer Plano del Desarrollo abarca desde el nacimiento hasta los 6 años, está caracterizado por “la mente absorbente” del niño, la cual es capaz de absorber la información que encuentra su alrededor a través de los sentidos, es decir, la mente de los niños actúa como “una esponja” absorbiendo, asimilando e interiorizando todo lo que tiene disponible en su ambiente.

Está absorción de información se efectúa de forma distinta teniendo en cuenta que este plano del desarrollo está claramente dividido en dos sub-planos:

  • 0 a 3 años: Mente absorbente inconsciente.
  • 3 a 6 años: Mente absorbente consciente.

En el segundo plano, desde los 6 a los 12 años, el niño posee una “mente razonadora”, para explorar el mundo con su imaginación y pensamiento abstracto. Las niñas y niños de estas edades suelen caracterizarse por la necesidad de investigación y exploración práctica.

Aunque la información se asimile de una forma u otra, ¿qué mecanismos utilizan los niños para captarla, para sentirse atraídos por ella?

Para poder profundizar en este punto todo el equipo pedagógico de Greenleaves basa su práctica docente en uno los descubrimientos más importantes que María Montessori obtuvo de sus observaciones y que actualmente, ha sido confirmado por el campo de la neurociencia: Los periodos sensibles.

Se trata de los llamados “Periodos sensibles” o fases universales, por las que pasan todos los niños del mundo, que los mueve a una acción determinada, es decir, ventanas de oportunidad que les permiten aprender lo que necesitan para adaptarse a su medio sin esfuerzo ni fatiga.

En estos periodos, el niño muestra un gran interés por una habilidad en concreto, y la perfecciona mediante la repetición. Una vez pasado el periodo sensible para una cierta habilidad es mucho más difícil que se produzca el aprendizaje de manera natural y espontánea, y en cualquier caso conllevará un cierto esfuerzo.

Teniendo en cuenta estas ideas, entendemos que cada niño es diferente y, por tanto, las necesidades que tiene en cada momento también lo son.

Por eso debemos seguir al niño y para poder seguirle hay que estar atento a sus periodos sensibles y esto debemos hacerlo mediante la observación directa.

El ambiente preparado

En Greenleaves Montessori damos mucha importancia al diseño y organización de los ambientes.

ran parte de nuestro trabajo se centra especialmente en observar y conocer las necesidades evolutivas presentes en cada niño para poder crear un espacio de trabajo optimo y significativo.

Nuestros espacios reciben el nombre de “ambiente preparado” porque están especialmente diseñados por y para el disfrute del niño. Están organizados cuidadosamente para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento, fusionando el curriculum americano con el curriculum Montessori.

Son espacios agradables, cálidos y acogedores; sencillos y bellos al mismo tiempo. Muy amplios e iluminados con luz natural para promover movimiento, concentración y tranquilidad, donde prima la limpieza y el orden que influyen de manera directa en la organización de la mente del pequeño, en constante evolución.

Además, cada ambiente está adaptado a la medida de los niños, con estanterías bajas y distintas medidas de mesas y sillas.

Estos a su vez, están subdivididos en áreas temáticas adaptadas al periodo sensible y a la edad en la que se encuentra cada niño, cada una de ella con materiales específicos a través de los cuales se desarrolla el curriculum de enseñanza americano.

Los materiales Montessori

Los materiales Montessori son materiales que están diseñados para la experimentación y manipulación sensorial y vivencial por parte del niño que al usarlos construye su propio ser.

A través del material el niño avanzará desde el material concreto hasta la abstracción para construir su propia inteligencia.

Los materiales diseñados por María Montessori tienen las siguientes características:

  1. Son materiales científicamente elaborados: son materiales fruto de una larga observación con las experiencias de los niños.
  2. Aíslan las cualidades: las actividades que nos brindan los materiales presentan un solo concepto a la vez y por tanto una única dificultad.
  3. Son materiales sensoriales y manipulativos: permiten al niño manipularlos ejercitando sus sentidos proporcionando al niño la experiencia de sentir el concepto de forma concreta antes de pasar a la abstracción. Esta manipulación sensorial del objeto permite una adquisición del concepto de una forma más profunda basada en la propia experiencia.
  4. Son materiales adaptados a la fuerza y tamaño del niño: así, son fáciles de manipular por ellos eliminando las barreras que constantemente se encuentran por ser pequeños.
  5. Son materiales de gran belleza  que atraen al niño para que los use y, además de su cuidada estética, están dispuestos en un orden muy atractivo, que les invita tanto a cogerlos como a dejarlos posteriormente en su lugar.
  6. Son materiales auto correctivos: estos materiales permiten al niño autoevaluarse y corregirse por sí mismo, así puede saber si se ha equivocado y puede rectificar sin sentirse sometido a la evaluación constante del adulto. De esta forma el error estimula la acción del niño que no realiza el ejercicio buscando nuestra aprobación sino para su propio progreso y autoconstrucción.
el adulto conectado
montessori - el adulto conectado

El adulto conectado

Desde la perspectiva Montessori, el adulto ha de adquirir herramientas respetuosas que le permitan dirigirse al niño sin premios ni castigos, ni competencias y por supuesto desde la amabilidad y la firmeza.

Hablamos entonces de que el adulto pasa de ser controlador del niño a sencillamente intenta conectar con él y esto se consigue desde la empatía, la comunicación, el amor, la igualdad, la humildad…

Por tanto, antes de poner en marcha este método, hemos de conocer al niño, el periodo evolutivo en el que se encuentra, sus periodos sensibles.

Respetando sus ritmos, adaptándonos a las necesidades de cada etapa. Hacer un ejercicio de observación, para ofrecerles lo que necesitan en cada momento.

Respetando profundamente sus características y su personalidad.

Características del Guía/ Profesor Montessori

La educación Montessori busca formar al niño de manera integral: crecimiento físico, social, emocional y cognitivo.

Además de ayudar al niño a ser un aprendiz independiente, el profesor debe favorecer la participación en grupo, la colaboración y el respeto por la dignidad de otros.

Las habilidades principales que deben poseer cada uno de los profesores de nuestra escuela Montessori son:

Buen observador

A través de la observación, el Guía conoce el interés, la manera de aprender y el temperamento de cada alumno.

También entiende las necesidades de cada uno según su etapa del desarrollo y siempre tiene en cuenta el periodo sensitivo en donde se encuentra el niño.

Con esta información el Guía elige materiales y enseñanzas que capten la atención del estudiante y lo motiven a aprender.

Una vez aprendido un concepto o habilidad, el profesor introduce nuevas lecciones mucho más complejas y abstractas.

Facilitador de la creatividad

El Guía debe estimular la creatividad de los niños, compartir con los alumnos sus logros y llevarlos a un mayor entendimiento de los conceptos aprendidos.

Mientras los alumnos progresan, el Guía debe modificar el ambiente del aula, ajustando los materiales de enseñanza a las necesidades de los estudiantes.

Constructor de carácter

Es muy importante que el Guía impulse el sentido de comunidad en el ambiente, esto hace que los niños crezcan en cualidades que los ayudarán a ser mejores ciudadanos.

Desde su mismo comportamiento y actitudes, el Guía debe ser modelo de valores como la empatía, la compasión y la aceptación de diferencias individuales.

Es importante que el Guía impulse al niño a ser amable y cortés.

Para lograr estos objetivos es importante que realice muchas dinámicas en grupo que fomenten el trabajo en equipo, la responsabilidad, el respecto y la auto disciplina.