NEUROCIENCIA Y MONTESSORI

¿CÓMO TRABAJAMOS LA NEUROCIENCIA EDUCATIVA?

¿CÓMO TRABAJAMOS LA NEUROCIENCIA EDUCATIVA?

Children’s house and Elementary

¿Cómo trabajamos la neurociencia educativa?

“La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejándola libre para que se desarrolle”, afirmó María Montessori hace más de un siglo.

Hoy, el triángulo educativo en el que se basa su pedagogía y sus principios fundamentales están siendo evidenciados por la neurociencia.

Steve Hughes, neuropsicólogo, pediatra y expresidente de la Academia Americana de Neuropsicología Pediátrica y durante años ha estudiado los beneficios que la educación Montessori tiene en el desarrollo neurológico. Steve tiene la firme convicción de que el Método Montessori potencia ciertas funciones cerebrales que ayudan a expandir el desarrollo cognitivo.

Desde Greenleaves Montessori hemos seleccionado algunos descubrimientos de la neurociencia que respaldan lo que María Montessori apreció a través de la observación y el trabajo con niños durante toda su vida.

como trabajamos la neurociencia educativa
Cómo trabajamos la neurociencia educativava- Las manos son el instrumento del cerebro

Las manos son el instrumento del cerebro

Uno de los beneficios más evidentes de Montessori en relación al desarrollo neuronal consiste en el uso de las manos como instrumento para el aprendizaje.

Gracias a la neurociencia sabemos que la cantidad de recursos que el cerebro emplea para procesar la información que recibe a través de las manos es proporcionalmente muy superior al tamaño de las manos en relación al tamaño total del cuerpo, es decir, que las manos suponen la principal entrada de información al cerebro, y por tanto deberían jugar un papel crucial en el aprendizaje, tal y como ocurre en Montessori.

Además, hay estudios que demuestran los mejores resultados del aprendizaje práctico en comparación con los del aprendizaje mediante observación.

La experimentación natural potencia las capacidades y competencias del niño

Favorecer la experimentación libre y natural significa animar a los niños y bebés a moverse y a comunicarse con su entorno.

Los pequeños que aprenden a través de la pedagogía Montessori pasan más tiempo en movimiento que en las escuelas tradicionales, es decir, se exige una relación activa con el medio, lo cual promueve un dominio mayor de las habilidades motoras, sensoriales, emocionales y cognitivas.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - La experimentación natural potencia las capacidades y competencias del niñoa
Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Las redes neuronalesa

Las redes neuronales

Hay un modelo del funcionamiento y la organización del cerebro que muestra que las diferentes áreas del cerebro no trabajan de manera independiente, sino que están conectadas entre sí mediante redes neuronales.

Estas redes neuronales se desarrollan mediante la experiencia. Todavía no sabemos exactamente cómo ocurre ese proceso de maduración, pero sí sabemos que hay ciertas cosas que lo favorecen, por ejemplo, la repetición, algo que se favorece en un ambiente Montessori, especialmente en la etapa de 3 a 6 años, cuando el niño tiene una tendencia natural a repetir una actividad para perfeccionar una determinada habilidad.

Otra manera de favorecer el desarrollo de las redes neuronales es mediante actividades sensoriales, otro punto fuerte del método Montessori, especialmente en la etapa de 3 a 6 años en la que el trabajo con materiales sensoriales tiene una especial importancia.

Las funciones ejecutivas y Montessori

Las funciones ejecutivas son las capacidades mentales encargadas de resolver de manera consciente, voluntaria y eficaz la mayoría de los problemas que se le presentan a un individuo.

Varios estudios han demostrado que estas habilidades son esenciales para el aprendizaje tanto cognitivo como social y emocional.

  • Flexibilidad cognitiva: se trata de la función que nos permite adaptarnos a cambios en el entorno o en las prioridades, la que activa nuestro pensamiento creativo cuando necesitamos resolver un problema.
  • Control inhibitorio:  incluye la capacidad de centrar nuestra atención en una tarea a pesar de las distracciones (concentración), de continuar con esa tarea hasta finalizarla (disciplina) y de resistir los impulsos y responder en su lugar de una forma considerada (auto-control).
  • Memoria de trabajo o memoria operativa: es la capacidad de retener información en la mente para poder trabajar con ella. Nos permite relacionar ideas y tomar decisiones considerando la información de la que disponemos.

Las funciones ejecutivas tienen un papel esencial en nuestra vida y es importante favorecer su desarrollo, que se produce desde la infancia y se continúa perfeccionando hasta la vida adulta.

En un ambiente Montessori se trabajan todas estas habilidades de manera indirecta, tanto mediante el uso de los materiales como mediante el establecimiento de unas normas y límites dentro de la libertad de la que gozan los niños a la hora de elegir su trabajo.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Las funciones ejecutivas y Montessoria
Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Los períodos sensibles o ventanas de la oportunidad en la infancia

Los períodos sensibles o ventanas de la oportunidad en la infancia

María Montessori observó que los niños, especialmente entre el nacimiento y los 6 años, atraviesan periodos en los que muestran un especial interés por una determinada actividad.

A estos periodos sensibles se les ha llamado también ventanas de oportunidad, y más recientemente, la neurociencia los ha identificado como etapas en las que el cerebro necesita una determinada estimulación para desarrollarse correctamente.

Las neuronas espejo como base del aprendizaje

María Montessori definió la mente absorbente como la capacidad del niño de 0 a 6 años de absorber información de su entorno a través de los sentidos, y décadas después el descubrimiento de las neuronas espejo vino a corroborar científicamente lo que ella había descubierto mediante la observación.

Las neuronas espejo se encuentran en el lóbulo frontal de los seres humanos y otras especies, incluyendo primates y aves, y se activan cuando un animal o ser humano realiza una acción o cuando ese animal o humano observa otro animal de la misma especie realizando la misma acción.

En un ambiente Montessori, las presentaciones de los materiales y los grupos de varias edades permiten que los niños puedan aprender tanto a través de la imitación como a través de su propia actividad.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Las neuronas espejo como base del aprendizajea
como trabajamos la neurociencia educativa

¿Cómo trabajamos la neurociencia educativa?

“La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejándola libre para que se desarrolle”, afirmó María Montessori hace más de un siglo.

Hoy, el triángulo educativo en el que se basa su pedagogía y sus principios fundamentales están siendo evidenciados por la neurociencia.

Steve Hughes, neuropsicólogo, pediatra y expresidente de la Academia Americana de Neuropsicología Pediátrica y durante años ha estudiado los beneficios que la educación Montessori tiene en el desarrollo neurológico. Steve tiene la firme convicción de que el Método Montessori potencia ciertas funciones cerebrales que ayudan a expandir el desarrollo cognitivo.

Desde Greenleaves Montessori hemos seleccionado algunos descubrimientos de la neurociencia que respaldan lo que María Montessori apreció a través de la observación y el trabajo con niños durante toda su vida.

Cómo trabajamos la neurociencia educativava- Las manos son el instrumento del cerebro

Las manos son el instrumento del cerebro

Uno de los beneficios más evidentes de Montessori en relación al desarrollo neuronal consiste en el uso de las manos como instrumento para el aprendizaje.

Gracias a la neurociencia sabemos que la cantidad de recursos que el cerebro emplea para procesar la información que recibe a través de las manos es proporcionalmente muy superior al tamaño de las manos en relación al tamaño total del cuerpo, es decir, que las manos suponen la principal entrada de información al cerebro, y por tanto deberían jugar un papel crucial en el aprendizaje, tal y como ocurre en Montessori.

Además, hay estudios que demuestran los mejores resultados del aprendizaje práctico en comparación con los del aprendizaje mediante observación.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - La experimentación natural potencia las capacidades y competencias del niñoa

La experimentación natural potencia las capacidades y competencias del niño

Favorecer la experimentación libre y natural significa animar a los niños y bebés a moverse y a comunicarse con su entorno.

Los pequeños que aprenden a través de la pedagogía Montessori pasan más tiempo en movimiento que en las escuelas tradicionales, es decir, se exige una relación activa con el medio, lo cual promueve un dominio mayor de las habilidades motoras, sensoriales, emocionales y cognitivas.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Las redes neuronalesa

Las redes neuronales

Hay un modelo del funcionamiento y la organización del cerebro que muestra que las diferentes áreas del cerebro no trabajan de manera independiente, sino que están conectadas entre sí mediante redes neuronales.

Estas redes neuronales se desarrollan mediante la experiencia. Todavía no sabemos exactamente cómo ocurre ese proceso de maduración, pero sí sabemos que hay ciertas cosas que lo favorecen, por ejemplo, la repetición, algo que se favorece en un ambiente Montessori, especialmente en la etapa de 3 a 6 años, cuando el niño tiene una tendencia natural a repetir una actividad para perfeccionar una determinada habilidad.

Otra manera de favorecer el desarrollo de las redes neuronales es mediante actividades sensoriales, otro punto fuerte del método Montessori, especialmente en la etapa de 3 a 6 años en la que el trabajo con materiales sensoriales tiene una especial importancia.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Las funciones ejecutivas y Montessoria

Las funciones ejecutivas y Montessori

Las funciones ejecutivas son las capacidades mentales encargadas de resolver de manera consciente, voluntaria y eficaz la mayoría de los problemas que se le presentan a un individuo.

Varios estudios han demostrado que estas habilidades son esenciales para el aprendizaje tanto cognitivo como social y emocional.

  • Flexibilidad cognitiva: se trata de la función que nos permite adaptarnos a cambios en el entorno o en las prioridades, la que activa nuestro pensamiento creativo cuando necesitamos resolver un problema.
  • Control inhibitorio:  incluye la capacidad de centrar nuestra atención en una tarea a pesar de las distracciones (concentración), de continuar con esa tarea hasta finalizarla (disciplina) y de resistir los impulsos y responder en su lugar de una forma considerada (auto-control).
  • Memoria de trabajo o memoria operativa: es la capacidad de retener información en la mente para poder trabajar con ella. Nos permite relacionar ideas y tomar decisiones considerando la información de la que disponemos.

Las funciones ejecutivas tienen un papel esencial en nuestra vida y es importante favorecer su desarrollo, que se produce desde la infancia y se continúa perfeccionando hasta la vida adulta.

En un ambiente Montessori se trabajan todas estas habilidades de manera indirecta, tanto mediante el uso de los materiales como mediante el establecimiento de unas normas y límites dentro de la libertad de la que gozan los niños a la hora de elegir su trabajo.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Los períodos sensibles o ventanas de la oportunidad en la infancia

Los períodos sensibles o ventanas de la oportunidad en la infancia

María Montessori observó que los niños, especialmente entre el nacimiento y los 6 años, atraviesan periodos en los que muestran un especial interés por una determinada actividad.

A estos periodos sensibles se les ha llamado también ventanas de oportunidad, y más recientemente, la neurociencia los ha identificado como etapas en las que el cerebro necesita una determinada estimulación para desarrollarse correctamente.

Cómo trabajamos la neurociencia educativa - Las neuronas espejo como base del aprendizajea

Las neuronas espejo como base del aprendizaje

María Montessori definió la mente absorbente como la capacidad del niño de 0 a 6 años de absorber información de su entorno a través de los sentidos, y décadas después el descubrimiento de las neuronas espejo vino a corroborar científicamente lo que ella había descubierto mediante la observación.

Las neuronas espejo se encuentran en el lóbulo frontal de los seres humanos y otras especies, incluyendo primates y aves, y se activan cuando un animal o ser humano realiza una acción o cuando ese animal o humano observa otro animal de la misma especie realizando la misma acción.

En un ambiente Montessori, las presentaciones de los materiales y los grupos de varias edades permiten que los niños puedan aprender tanto a través de la imitación como a través de su propia actividad.